COLOMBIA, PAÍS DE LA COCAÍNA, LA TORTURA, LA DISCRIMINACIÓN…

La oligarquía colombiana no le interesa para nada defender el patriotismo. Es por ello, que el gobierno  narco – parapolítico de de Juan Manuel Santos, hace lo imposible por desaparecer a todos los líderes populares que luchan por su país. Desde el 2016 hasta el 2017 van cerca de 200 líderes populares asesinados en el país de la cocaína. Hay alarma en la Defensoría del Pueblo de Derechos Humanos; y lo lamentable,es que el Presidente colombiano, Juan Manuel Santos, no le da importancia a esta situación. Cómo es posible que E.E.U.U. teniendo siete (7) bases militares en Colombia sucedan tantos homicidios , discriminaciones, desapariciones de líderes populares y defensores de derechos humanos. Desde enero del presente año hasta hoy, van más de 50 homicidios de defensores y líderes populares. ¿Cuál es el temor del gobierno con los defensores y líderes?. ¿ Por qué el Presidente Santos no se preocupa de esta cruel realidad?. El gobierno de Colombia y E.E.U.U. son los culpables de lo que está pasando. También, son culpables de que el proceso de paz no se haya concretado. El país de la cocaína es uno de los más inseguros de la región; aquí quienes mandan son: el terrorismo(paramilitares), la corrupción (el gobierno) y el narcotráfico (burguesía). La violación de los derechos humanos en este país es alarmante y preocupante. Los pobladores viven entre el maltrato, la violación, la tortura y la desaparición forzosa. Es por ello, que todavía hoy, hay un gran números de personas colombianas, que lamentablemente, tienen que dejar sus hogares para emigrar hacia otras naciones. El pueblo colombiano se pregunta cuál es la finalidad de los 2 millones de dólares que recibe la Defensoría del Pueblo del U.S.A.I.D. (Agencia Para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos). Eso es, para seguir tapando el sol con un dedo, para mantener sus mentiras, para premiar los medios de comunicación mercantilista y títeres, enemigos de los intereses del pueblo. En Colombia, país de la cocaína, la discriminación sexual aumenta cada día. Hay un gran porcentaje de estas personas que han denunciado los obstáculos que les impone el gobierno para la atención médica, trámites legales, estudios y trabajo. En este nación suramericana, se violan fragantemente los derechos humanos en complicidad con organismos  internacionales.

AQUEL QUE IRRESPETE LOS DERECHOS HUMANOS, DEBE ESTAR PRESO DE POR VIDA (UBCh. TV.).

Autor: Prof. Carlos Pérez

Gracias por leer nuestros artículos, compártelos con tus seguidores para dar a conocer LAS NOTICIAS CON SUDOR DE PUEBLO.